GUÍA LITERARIA DE LONDRES

GUÍA LITERARIA DE LONDRES

Editorial:
ATICO DE LIBROS
Año de edición:
Materia
Turismo
ISBN:
978-84-16222-30-8
Páginas:
336
Encuadernación:
Rústica
16,90 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Tácito: Boudica saquea Londinium; Anales
Anónimo: Grafitis romanos y un poema sajón
Beda el Venerable: Londres rechaza el cristianismo; Historia ecclesiastica gentis Anglorum
Anónimo: Londres rechaza el cristianismo
Snorri Sturluson: El rey Olaf destruye el puente de Londres; Heimskringla
Washington Irving: La abadía de Westminster; Libro de apuntes de Geoffrey Crayon
Justin McCarthy: Una generación de categrales; De Charing Cross a San Pablo
John Evelyn: El smog de Londres; Fumifugium
John Macky y César de Saussure: Cafeterías; Correspondencia privada
Samuel Pepys: Diario de un año de plaga; Diario
John Evelyn: El gran incendio de Londres; Diario
Daniel Defoe: Wren reconstruye la catedral de San Pablo; Un viaje por toda la isla de Gran Bretaña
James Boswell: Un libertino en la ciudad; Diario de Londres
Antonio Ponz: Un español en el Londres del siglo XVIII; Viaje fuera de España
William Hepworth Dixon: La Torre de Londres; La torre de Su Majestad
Lord Byron: La visión de Londres de lord Byron; Don Juan
Joseph Hatton: Los clubes privados de Londres; Clubes de Londres y provincias
Jane Austen: La temporada: la fiesta de Jane Austen
Edmundo de Amicis: La inmensidad de los muelles; Recuerdos de Londres
Charles Dickens: El pasado de Londres, Asociaciones históricas
Charlotte Brontë: Una visita a la Gran Exposición Universal, 7 de junio de 1851
Fiódor Dostoyevski: Prostitutas en Haymarket; Notas de invierno sobre impresiones de verano
John Ashton: Hyde Park; Hyde Park desde el censo de Domesday a la actualidad
Oscar Wilde: Londres al amanecer; El crimen de lord Arthur Savile
Francis Watt: La mejor calle de Londres; Piccadilly
Oscar Wilde: Dorian Gray en un fumadero de opio; El retrato de Dorian Gray
Anónimo: En un fumadero de opio del este de Londres
Théophile Gautier: Una ciudad de ladrillos y cielo lechoso; Un día en Londres
Henry James: En casa de William Morris; Carta a su hermana Alice
Paul Verlaine y Arthur Rimbaud: Buscando trabajo en Londres; Anuncios en la prensa
Philip Gilbert Hamerton: Londres, una nación; La gente del abismo
Percy Fitzgerald: El parlamento; Londres pintoresco
Mark Twain: Un yanqui en albornoz; Autobiografía de Mark Twain
Joseph Conrad: El Támesis; El espejo del mar
Jack London: La vida en las calles de Londres; La gente del abismo
Henry James: En el museo de Sir John Soane; Una vida londinense
Saki: James Cushat-Prinkly aborrece la hora del té; Té
Natsume Soseki: La ciudad de las tentaciones; Cartas
G.K. Chesterton: Una estación y dos ciudades; La estación de King's Cross y Un ensayo sobre dos ciudades
Rudyard Kipling: Siete reglas para vivir en Londres; Carta a Elsie
D.H. Lawrence: Parliament Hill; Parliament Hill al anochecer
Carlos, príncipe de Gales: Esa cúpula familiar; Discurso

Tácito fue el primer gran escritor en mencionar Londres y, desde entonces, muchos otros grandes creadores nos han dejado sus impresiones de la ciudad. En este libro Dostoyevski y Boswell nos acompañan por los bajos fondos londinenses, mientras que Dickens, De Amicis, London o Kipling nos hacen de guías y nos dan consejos para
manejarnos en la capital de Inglaterra. Otros, como Beda el Venerable, John Evelyn o Samuel Pepys nos cuentan cómo la ciudad superó pestes, incendios e invasiones, mientras que Soseki, Rimbaud o Verlaine ilustran que no es fácil vivir en Londres
si no se dispone de dinero. Jane Austen, Mark Twain o Charlotte Brontë son sólo algunos más de los muchos autores que contribuyen a esta guía, que cuenta también con deliciosos grabados que permiten al lector ver lo que es y también lo que fue.

Imprescindible como complemento a una guía tradicional, la Guía literaria de Londres nos permite disfrutar de un triple viaje: en el espacio, hacia los monumentos londinenses; en el tiempo, hacia otras épocas y sensibilidades; y en el espíritu, hacia
algunas de las mentes más creativas, divertidas y magníficas que ha dado la Literatura universal.